Debido a la prohibición del halón como agente extintor, se han desarrollado investigaciones para obtener otros agentes gaseosos que lo puedan sustituir, pero que no dañen a la capa de ozono ni colaboren en el efecto invernadero. Las propiedades de estos agentes extintores alternativos deben ser:

Respetuosos con el Protocolo de Montreal y su ampliación de Copenhague.

  • Estar compuestos por agentes presentes en la atmósfera.
  • Tener un bajo impacto ambiental. No ser tóxicos. Conseguir una capacidad extintora similar a la del halón.
  • Facilitar el aprovechamiento de las instalaciones de halón.
  • Estar compuestos por agentes presentes en la atmósfera.